Curiosidades de los casinos

Los casinos siempre son lugares en los que prima el glamour y los jugadores de altos potenciales económicos. Lugares donde al día se pueden mover miles y miles de dinero, por lo que puede ser un lugar donde se concentren muchos millones de dólares. Por ello mismo, debe de saber algunas curiosidades de este lugar tan famoso por sus juegos y apuestas. En los casinos no hay relojes, de hecho, ningún encargado de allí le proporcionará la hora que es. Muchas personas suelen ir sin reloj, y esto lo que hace es que tal vez pase más horas dentro del lugar de la que esperaba estar, y por consiguiente, se deje más dinero. Al no haber relojes, lo normal también es que no haya ventanas, para que así los clientes no puedan ver como se va el sol y se va haciendo de noche. Convénzase, si va a entrar a un casino no piense en encontrar ni una ventana. Todo el ambiente que rodea a un casino lo hace ser un lugar bonito y feliz, dando a entender a la mente de cualquier participante que entra feliz y saldrá feliz con millones en sus bolsillos, algo que no será así. Para esto, la música y las luces que se utilizan van acorde a ello, para así crear un clima tranquilo y nada agobiante. La ubicación de las máquinas y los juegos respecto a los servicios o los lugares de comer y beber suelen estar muy retirados, para que así, si está jugando, tarde más en irse o le de pereza dejar un juego para tener que ir al baño sólo un momento. Siguiendo con lo contado anteriormente sobre las curiosidades que por regla general suelen tener todos los casinos para atraer más el dinero a sus juegos, les seguimos con una segunda parte con estas curiosidades. Muchas máquinas tragaperras están hechas para dejarte cerca de ganar, ya que la adrenalina de verte casi ganando el premio gordo del casino hace que sigas y sigas echando fichas. Por eso normalmente están fabricadas para dejar al cliente con la miel en los labios en forma de avances o pequeñas ganancias que no simplifican lo perdido. Si algunos casinos dan regalos, es debido a que el jugador en cuestión perdió grandes cantidades, y para que no se vaya triste o sin ganas de volver, le da comidas o pequeños regalos gratis y así irse con la sensación de que al menos ganó algo. Dentro de los casinos, un factor muy importante es el alcohol, ya que cuanto más se bebe, menos se es capaz de saber lo que se hace, por lo que el estar bajo los efectos del alcohol puede incitar a jugar y perder estrepitosamente. Si resulta que sale un campeón que ha ganado una gran cantidad de dinero, o incluso el bote del día, se le suele tratar como un rey, con homenajes o regalos a su gran hazaña. Esto no es más que una campaña para que el jugador se siente bien dentro del casino y decida volver con lo ganado ese día. La forma laberíntica de los casinos también es un factor que muchos tienen en cuenta, ya que el verse rodeado de tantos juegos y máquinas y que le cueste encontrar la salida no es más que un pretexto más para que se quede más tiempo y siga apostando dinero.

 

Casino recomenado